• RibaNoticias

Joven sobrevive 30 horas en nevados de Estados Unidos


Estados Unidos.- Un adolescente de 17 años logró sobrevivir luego de estar varado durante 30 horas en las montañas nevadas de Utah, con temperaturas bajo cero y con nieve hasta la cintura.

Nicolas Stacy-Alcantara, estudiante de secundaria de 17 años de Fresno, dijo que estaba en Salt Lake City visitando a una ex novia cuando decidió realizar una caminata de un día, pero planeaba regresar a tiempo para la cena.

El joven empacó seis sándwiches de mantequilla maní y mermelada y 40 onzas de aguas antes de partir.

Stacy-Alcantara dijo que el clima había sido relativamente templado cuando comenzó su ruta planeada desde Millcreek Canyon a Park City, pero al caer la tarde la temperatura bajó y la nieve comenzó a caer.

El clima obligó al joven a detener su viaje debido a que su teléfono celular no tenía servicio y sus pies comenzaron a congelarse.

Varado en el desierto, cavó una cueva de nieve debajo de un árbol para protegerse de los elementos. Se frotó las manos contra el pecho para mantener el flujo de sangre.

“Sabía que mi pecho era más importante que mis pies”, dijo a periodistas en el Hospital de la Universidad de Utah. “Sabía que si perdía esos, aún podría vivir, así que realmente solo até los extremos de mi chaqueta y metí mi cabeza dentro de mi chaqueta”.

Sabiendo que si se quedaba dormido nunca podría despertar, el adolescente dijo que activaba una alarma en su teléfono cada 30 minutos y tomó un brazalete que su ex novia le había regalado para ayudarlo a pensar en todos los que lo cuidaban y se esforzó por sobrevivir.

"No quería que un sándwich de mantequilla de maní y mermelada fuera mi última comida”, bromeó.

A medida que avanzaba la noche, el joven imaginó que sus amigos estaban en la cueva y tenían lo que él creía que podrían ser las últimas conversaciones con ellos. También escribió cartas a su familia en caso de que no saliera con vida.

Cuando salió el sol por la mañana, salió de la cueva de nieve, dejando atrás su ropa mojada y sus botas congeladas. Finalmente, se encontró con algunos esquiadores que contaban con un teléfono satelital.

Los rescatistas lograron sacar al adolescente del cañón el helicóptero. Autoridades dijeron que el joven se encontraba a solo 6 millas de donde inició su caminata.

"Tengo mucha suerte”, dijo Stacy-Alcantara. “Ni siquiera debería estar vivo en este momento”.

Ahora, el estudiante de preparatoria se está recuperando de la hipotermia y congelación de segundo grados que le dejó ampollas en sus pies.

Copyright © 2020 telecomunicaciones digitales del norte / www.corporativoriba.com.mx