• RibaNoticias

Faltan 55 fármacos en Hospital Infantil de Juárez


Ciudad Juárez.- El Hospital Infantil de Juárez, que atiende a alrededor de 30 mil niños al año, carece de 55 tipos de medicamentos, de acuerdo con la requisición 070772020 hecha a través de Transparencia.


Lo expuesto por la administración del hospital, que recibe fondos estatales y federales, se suma a adeudos por 842 mil 725 pesos a once proveedores de servicios como oxígeno, nutrición, laboratorio, limpieza y otros.


Los infantes que atiende el nosocomio son beneficiarios del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi), es decir, niños cuyos padres no cuentan con Seguro Social u otra derechohabiencia, ya que carecen de un empleo formal.


Si bien los niños son la población menos vulnerable ante el Covid-19 debido a que no tienden a desarrollar complicaciones, una parte de ellos –los que sufren de comorbilidades– sí corre peligro.


De llegarse a complicar algún menor de edad a causa del coronavirus o cualquier otro padecimiento que le haga requerir hospitalización, encontraría la inexistencia de terbutalina (para dificultades respiratorias), cuyo consumo promedio mensual en el Hospital Infantil es de 39 dosis, mismas que no logran suministrarse por no contar con ellas.


Además, no accederían a noradrenalina (para presión sanguínea), que, aunque su consumo promedio mensual es de dos dosis al mes, no se tiene en el nosocomio. Tampoco cuenta con fitometadona (para hemorragias), cuyo consumo promedio mensual es de 200 dosis, que no hay en el almacén.


La dicloxacilina (para infecciones bacterianas) es otro de los medicamentos faltantes, pese a ser uno de los más necesarios, ya que su consumo promedio mensual es de hasta mil 200 dosis.


Lo que sí se tienen, pero en escasas cantidades, es la dobutamina (para insuficiencia cardiaca), cuyo consumo promedio mensual es de 500 dosis, de las cuales sólo hay 68 en inventario, el 14% de lo necesario.


Con la bencilpenicilina (para infecciones del tracto respiratorio) es igual: de un consumo promedio mensual de 30 dosis, el nosocomio sólo puede ofrecer 3, el 10 por ciento. Lo mismo con el agua inyectable (disolvente de fármacos), que de un consumo promedio mensual de hasta mil 200 dosis, el inmueble cuenta con 56, el 5% de lo necesario.


Otros 11 fármacos, aunque sí se tienen en el hospital, no son suficientes. Esto ocurre, se informó, porque los medicamentos “no llegan de Almacén Central por falta de ellos” u otras razones como que “se hace muy tardado la solicitud de compra, ya que se envían las solicitudes a proveedores y por no ser único cliente se tardan hasta una semana en cotizar”.


“Se tarda mucho el proceso de autorización en oficinas centrales, recopilando firmas, suficiencia y folio para compra, señalando que hay compras que se han llevado hasta más de un mes”, y, se dio a conocer que “por el retraso de todo lo mencionado, el proveedor modifica sus precios y se tiene que volver a hacer toda la gestión de la papelería”.


Algunos de los faltantes


• Terbutalina (para dificultades respiratorias)


• Noradrenalina (para presión sanguínea)


• Fitometadona (para hemorragias)


• Dicloxacilina (para infecciones bacterianas),


• Mupirocina (para infecciones en la piel)


• Cloruro de sodio (para la deshidratación)


• Paracetamol (para el dolor y la fiebre)


• Neomicina (bactericida)


Se tienen, pero escasos


• Bencilpenicilina (infecciones tracto respiratorias)


• Dobutamina (para insuficiencia cardiaca)


• Agua inyectable (disolvente de fármacos)


• Amikacina (para infecciones bacterianas)


• Cloranfenicol (para infecciones oculares)


• Ácido ascórbico (vitamina C, tabletas)


• Gabapentina (anticonvulsivo)


• Esomeprazol (redactor de ácido intestinal)

Copyright © 2020 telecomunicaciones digitales del norte / www.corporativoriba.com.mx