• RibaNoticias

Cumple el estado seis meses sometido al coronavirus


El pasado 23 de marzo inició el confinamiento por la pandemia de Covid- 19, lo que derivó en la suspensión de clases presenciales y severas afectaciones económicas en los diversos sectores productivos debido a la parálisis que se presentó.


En Chihuahua se perdieron más de 16 mil empleos durante los primeros tres meses de la crisis sanitaria, y hasta el momento no se tiene una recuperación total, pues aún permanecen diversos giros comerciales cerrados, mientras que el número de contagios aún no muestra una tendencia clara a la baja.


Ese día inició lo que se denominó la Jornada Nacional de Sana Distancia, que se extendió hasta el 30 de mayo. Durante esa fase se suspendió toda actividad considerada como no esencial, los restaurantes cerraron sus puertas y únicamente vendían con servicio para llevar; los cines, teatros y centros de espectáculos cerraron, además de museos, centros de trabajo, bares y centros nocturnos, entre otros.


De acuerdo con los reportes emitidos por la Secretaría de Salud, durante el mes de abril la movilidad en la ciudad se redujo a menos del 20 por ciento y era notable que la población había hecho caso a las recomendaciones de mantenerse en confinamiento.


Sin embargo, esto cambió a partir del 10 de mayo, cuando la movilidad comenzó a incrementarse y para mediados de junio ya se encontraba a los niveles registrados antes de la pandemia.


Con la conclusión de la Jornada Nacional de Sana Distancia, inició el esquema de semaforización, que marcaría los lineamientos para la reactivación económica y la ciudad permaneció únicamente dos semanas en semáforo rojo; a partir de esto se dio una mayor apertura de los diversos sectores y con esto la población retomó las calles y el transporte público comenzó a lucir abarrotado.


La pandemia, además de las afectaciones en la salud, ha provocado cuantiosas pérdidas económicas, luego de que el sector maquilador permaneció suspendido durante la pandemia. Únicamente aquellas empresas que se dedican a la fabricación de insumos médicos o alimenticios siguieron laborando, lo que causó un duro golpe a la industria de exportación.


Muchas empresas, principalmente micro, pequeñas y medianas, cerraron sus puertas de manera definitiva, lo que provocó la pérdida de empleos en el estado y una crisis económica en los hogares chihuahuenses, que poco a poco se ha recuperado.


Hoy, a seis meses de la pandemia, la capital del estado registra 3,771 casos positivos y 253 personas sin vida, y aún no se tiene previsto cuándo se pueda reducir el riesgo epidemiológico, de acuerdo con las autoridades de Salud.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo