• RibaNoticias

Consideran imperativo vuelta al rojo


Chihuahua.- La saturación de hospitales y el incremento de contagios y defunciones a consecuencia del Covid-19 obligan al Estado a decretar el semáforo rojo y tomar las precauciones que se asumieron en un principio de la pandemia para tener un mejor manejo de la enfermedad, aseguró la doctora y anestesióloga Olga Ponce.


Refirió que el Estado ha sido laxo en hacer cumplir las medidas preventivas, y esto ha ocasionado que la población no tome la situación con la seriedad necesaria. Consideró que es imperativo que el estado regrese al semáforo rojo, pues se tienen contagios en todos los sectores de la población, y el sistema de salud se encuentra al borde del colapso, “y si no se hace algo de manera inmediata, las consecuencias podrían ser aun peores”, dijo.


Mencionó que la crisis actual obedece a que las autoridades locales han sido laxas en la aplicación de sanciones para quienes incumplen con las medidas sanitarias, y además, se ha fallado en la estrategia para la contención del virus, pues no ha permeado de manera efectiva en la población.


Resultado de los festejos


Aseguró que los festejos del pasado mes patrio, y las constantes reuniones que se hacen en casa sin las medidas preventivas necesarias, han sido un factor para que Chihuahua se encuentre en la situación en la que está, con el sistema de salud a punto de colapsar, pues no se cuenta con la suficiente capacidad técnica y humana para hacer frente a la pandemia.


Expuso que fue un error avanzar del semáforo naranja al amarillo como se hizo el pasado 29 de septiembre para la capital del estado, pues esto envió un mensaje a la población de que el riesgo de contagio había disminuido, y lo entendió como que ya no era necesario asumir tantos cuidados. Esto, en gran parte, se debe a la falta de directriz de las autoridades que no fueron claras en decir que la fases del semáforo aplican únicamente para la recuperación económica, y no para aligerar las medidas sanitarias. “El problema más grave que se tiene y que es el máximo indicador para considerar que Chihuahua debería estar en color rojo es la ocupación hospitalaria que se encuentra a tope”. “Una persona que se enferma tiene que quedarse en casa y en este sentido, la doctora recomienda al paciente mantener un monitoreo constante de su oxigenación, con los oxímetros que se utilizan en los pulgares, además de verificar si se tiene fiebre o dolores de cabeza recurrentes”.


“El problema está en que estos pacientes no son valorados adecuadamente, y por lo tanto, su estado de salud tiende a empeorar, lo que hace que regresen al hospital en estado crítico, y es por eso que se presentan tantas defunciones”. Personal está exhausto Además, dijo, médicos y enfermeras se encuentran exhaustos porque han tenido que duplicar o triplicar turnos; no pueden ir a casa, han perdido contacto físico con su familia y esto llega a ser desgastante, muchos de ellos se han contagiado y algunos se encuentran hospitalizados. “Otros desafortunadamente han perdido la vida, situación que no se puede resolver de un día para otro, pues no se tiene al personal suficiente”, dijo. La doctora Olga Ponce detalló que es necesario que el Estado sea más rígido con las sanciones y actúe de una manera más enérgica, pues asegura que el ser humano entiende únicamente cuando se le impone una sanción, y más si ésta es económica.

5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Copyright © 2021 telecomunicaciones digitales del norte / www.corporativoriba.com.mx