• RibaNoticias

Conflicto por el agua: agricultores buscan la intervención de la CIDH


Agricultores del estado norteño de Chihuahua quieren que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) intervenga en el conflicto que mantienen con el gobierno federal por el reparto de agua entre México y Estados Unidos, informó el 5 de noviembre por la noche el gobierno estatal en un comunicado.


Los productores, que cuentan con el respaldo del gobierno estatal, esperan que la CIDH les conceda medidas cautelares por lo que consideran “actos represivos” del ejecutivo que preside Andrés Manuel López Obrador.


En concreto, piden que el organismo solicite al gobierno federal la retirada de la Guardia Nacional y del ejército de las presas del estado y que paralice la extracción de agua de esos embalses.


En septiembre, cientos de agricultores mexicanos molestos por la pérdida de agua que dicen necesitar para sus cultivos tomaron una presa y se enfrentaron con la Guardia Nacional. Una mujer murió, según los militares por accidente, aunque el suceso está bajo investigación. El objetivo de las manifestaciones era impedir los trasvases que benefician a los agricultores y pueblos de Texas a lo largo del río Bravo -conocido en Estados Unidos como río Grande-.


Pero el conflicto degeneró en una cuestión política. El presidente López Obrador denunció que las autoridades de Chihuahua -estado gobernado por la oposición- utilizan el tema del agua con intereses políticos, mientras que el gobierno estatal acusó al ejecutivo de no atender a sus agricultores por complacer a Trump.


Finalmente México cumplió con sus compromisos con Estados Unidos. A finales de octubre ambos países acordaron que los mexicanos cumplirían con el pago de las deudas de agua pendientes mediante el uso de reservas de agua potable, pero con el compromiso de Washington de proporcionar agua a México como “apoyo humanitario” es caso de emergencia o sequía.


México y Estados Unidos tienen un acuerdo que data de 1944 gracias al cual, México recibe cuatro veces más agua de la que aporta a Estados Unidos de las cuencas comunes.


El país llegó a un acuerdo para suministrar agua a Estados Unidos en virtud de un tratado de siete décadas, poniendo fin a un impasse cada vez mayor antes de la fecha límite del sábado, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador.


AMLO anunció el acuerdo en su conferencia de prensa matutina del 5 de noviembre. Según el acuerdo, EEUU ayudará a suministrar agua cuando sea necesario en emergencias al estado de Chihuahua, en el norte de México, justo al otro lado de la frontera con Texas, dijo en la conferencia Roberto Velasco, director general para Norteamérica de la Secretaría de Relaciones Exteriores.


El acuerdo también flexibiliza el cronograma de suministro de agua para México, dijo Blanca Jiménez, directora de la Comisión Nacional del Agua de México. El país extraerá agua destinada a EEUU de más y diferentes fuentes, reduciendo la presión en lugares como Chihuahua, donde los agricultores cerraron una represa en protesta, dijo.


México estaba bajo presión para cumplir con sus obligaciones del tratado de 1944 y enviar agua desde su lado del Río Grande a EEUU, y políticos de Texas amenazaban con tomar medidas. Las tensiones en la frontera han incluido protestas en el lado mexicano por parte de agricultores que sufren la sequía y el cierre de un ferrocarril entre EEUU y México.

Copyright © 2020 telecomunicaciones digitales del norte / www.corporativoriba.com.mx