• Humberto

Con trapos y trastes, Guillermina y su nieto afrontaron la lluvia en el Cerro Coronel.


Ciudad Chihuahua.-Guillermina, de 70 años de edad, vivió momentos de desesperación durante lo que describió como la peor lluvia de sus veinte años habitando a un costado del Cerro Coronel, en la colonia Lealtad II.

La adulta mayor describió las horas de tribulación que vivieron ella y su nieto Marco, de 38 años, quien una discapacidad auditiva y tampoco puede hablar. "Llovía más adentro que afuera. Se metía un 'chorrerío' que parecía arroyo", comentó.

Con botes, sartenes, trapos y la escoba, así sacaron el agua de la lluvia, pero el lodo se acumuló en su cocina. Corrían de lado a lado para sacar agua y atender goteras, describió. No había presenciado algo similar en los veinte años que tiene con su casa de dos cuartos en la cara sur del Cerro Coronel. "Otros años goteaba, pero no se metía así el agua", describe Guillermina mientras apuntaba a una esquina donde se cayó parte de su techo.

Afortunadamente no se cortó la electricidad, como temía Guillermina. Pero aún con esa pequeña fortuna, espera recibir algún tipo de apoyo para limpiar su hogar y reparar la techumbre que derribó la lluvia.


Grupo RIBA.-Jimènez

26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo