• Marisol Gutiérrez

Autoriza Conagua solo un 30 % de superficie cultivable.

Consejo Estatal Agropecuario urge apoyos y programas en favor de cientos de familias que se verán afectadas.

Chihuahua.- Solo un 30 por ciento de la superficie cultivable de los distritos de riego fue autorizada por la Comisión Nacional del Agua ante la escasez de agua en las presas, por lo que urge apoyos y programas en favor de cientos de familias que se verán afectadas por la falta de trabajo.


Lo anterior lo señaló el presidente del Consejo Estatal Agropecuario de Chihuahua, Alfonso Lechuga De la Peña, quien ahora la situación es crítica para este Ciclo Agrícola Primavera-Verano 2021 y dado que este año se pronostica como seco a lluvias moderadas, preocupa también el 2022.


Observó que la mayor preocupación es la falta de disponibilidad de agua en las presas y dado el bajo volumen de almacenado es que se limitó el riesgo y no se podrá sacar más agua si no llueve.


Detalló que también está muy limitado el financiamiento para el sector agropecuario para la mayoría de los productores pequeño y mediano, y en menor escala para los grandes productores.


Informó que el hecho de que se haya retrasado 15 días el inicio de las actividades del Ciclo Agrícola Primavera-Verano acordado con la Comisión Nacional del Agua era solo para ponerse de acuerdo de la apertura de las válvulas, aunque normalmente la gente empezó a trabajar con anterioridad a marzo en la preparación de sus tierras.


El presidente del CEACh dijo que el panorama sigue como un año muy complicado ya que solo se tiene autorizaciones del 25 y el 30 por ciento del agua para irrigación.


Definitivamente hay una baja en la superficie de siembra de lo que son las hortalizas del centro-sur como una prioridad para cultivos perennes.


Agregó que los pronósticos de lluvia no son nada alentadores para este año y se sigue proyectando una temporal lluvioso moderado a seco, y la esperanza es que se pueda revertir un poco y que con las lluvias se establezcan algo de cultivos temporaleros, allá por julio y agosto.


Es necesario ver cómo aprovechar las pocas lluvias que caen, con infraestructura de retención de aguas pluvial, lo que viene siendo la resiembra de la Cuenca Alta de la Sierra Tarahumara donde nace la Cuenca del Río Bravo.


También continuar con la modernización de los distritos de riego y la modernización parcelaria, la cual durante los últimos se había dado de manera benéfica, pero se detuvieron presupuestalmente y más con el financiamiento escaso.


Finalmente insistió en que se requiere del apoyo de las autoridades en favor de los micro y pequeños productores agrícolas que pueda resarcir un poco la falta de ingresos que tendrán los productores.


Grupo RIBA Jiménez.

14 vistas0 comentarios