• RibaNoticias

Así descubrieron agua en la Luna que podría usar el humano


Hizo el anuncio la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de Estados Unidos al confirmar que hay agua, además de que es más accesible y existe la posibilidad de que el humano tenga acceso a ella, ya que está en forma de montones de granos en la superficie.


¿Cómo descubrieron que hay agua?


Fue por dos vías: estudio sobre la superficie y temperaturas buscando “trampas frías”; y gracias al uso de un telescopio y lectores infrarrojos.


1. La sonda LRO y las trampas frías.


El equipo de científicos de la Universidad de Colorado, desde Boulder, liderado por Paul Hayne, empleó cámaras y medidas de temperaturas que tomó la sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) de la NASA al satélite natural.


Se centraron en la zona del polo sur de la Luna que nunca recibe luz solar, las llamadas “trampas frías”.


Así descubrieron no sólo que hay agua en la Luna, sino que están además en lugares más accesibles, pues antes la creencia era que el hielo estaba en enormes cráteres kilométricos con cráteres muy profundos.


2. Telescopio vio dónde se junta el agua.


Otro estudio ahora publicado confirmó la presencia de hielo de agua (H2O), más allá de sólo hidroxil (OH) que ya había sido visto.


Fue gracias al telescopio “SOFIA”, montado en un avión Boeing 747 que sobrevoló la atmósfera de la Tierra, que lograron encontrar en el cráter ‘Clavius’ de la Luna un boquete de 200 kilómetros de diámetro con hielo, cerca del polo sur del satélite natural.


El agua estaría en este cráter en forma de pequeños depósitos de cristales, explicó Casey Honniball, investigadora en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en Maryland, quien encabezó este otro estudio.


Ella y sus compañeros detectaron radiación infrarroja en la Luna que corresponde con la del agua.


De hecho es el único elemento que podría arrojar esa marca en el espectro infrarrojo por las características propias y únicas que tiene el agua.


“Grité de emoción” al hacer el descubrimiento, confesó la doctora Honniball.



¿Cuánta agua hay?


“No sabemos cuánto grosor tiene el hielo en estos depósitos, pero si hacemos una estimación razonable vemos que solo las micro-trampas albergarían unos 1 mil millones de litros de agua”, dijo Paul Hayne, quien anunció el descubrimiento que publicarán en forma de estudio en la revista científica Nature Astronomy.


Las trampas frías que menciona Paul Hayne están en lugares más cerca de la superficie y podrían tener tamaño de unos 40 mil kilómetros cuadrados, apenas el 0.1% de la superficie lunar.


“Hemos visto miles de millones y miles de millones en escalas que no habíamos visto antes”, pues son mucho más pequeñas de lo que buscaban originalmente, afirmó.


“Esto representa una oportunidad de extraer hielo mucho más fácilmente. Creemos que es revolucionario en términos de lo que será posible para los astronautas en la luna”, declaró.


¿Se puede extraer y usar el agua?


El agua de la Luna es exactamente la misma que la de la Tierra. Podría ser bebida, aunque hay que filtrarla, por la cantidad de mercurio y otros elementos.


“Serían necesarias nuevas tecnologías para extraer esta agua. Podemos pensar en tractores robóticos que aren la superficie y extraigan el agua de los pequeños depósitos. Esto es algo muy distinto que tener que extraer el hielo de grandes cráteres en sombra perpetua y a kilómetros de profundidad”, comentó el investigador Hayne.


Las lecturas fueron consistentes con la presencia de moléculas de agua en granos sobre la superficie de la Luna. “Esperamos que esta forma de agua esté dispersa en la superficie”, indicó Honnibal.


“El agua es central para la vida humana pero es muy caro lanzarla hacia el espacio”, comentó Casey Honniball, quien recalcó que “encontrar agua en la Luna quiere decir que podemos utilizar el agua que está (en la superficie del satélite natural), en lugar de llevar agua con nosotros” en los despegues.


Aunque todavía no se sabe qué tan estable es esta agua. El investigador William Bottke supone que “los astronautas tal vez tengan gran dificultad en extraer el agua… por ejemplo, para llenar una botella los astronautas tendrían la necesidad de procesar miles de kilogramos de roja”.

1 vista0 comentarios