• Humberto

Analizan incremento de tarifas a transporte urbano.


Ciudad Parral.-El consejo consultivo se a estado reuniendo para analizar lo referente al incremento en las tarifas del transporte público por lo que no se descarta que este se haga efectivo en los próximos días.


De acuerdo con el titular de la oficina de transporte en esta ciudad Luis Cobos, las instrucciones de la capital del estado sobre un aumento al transporte público no se han girado, aunque se sabe que se está analizando la autorización de una nueva tarifa.


Añadió que, de acuerdo a lo comentado por el secretario general del Sindicato, Josué Ontiveros los concesionarios en esta ciudad pidieron un incremento de 5 pesos es decir que el costo del pasaje pase de 8.00 a 13.00 pesos, sin embargo, dijo el entrevistado, difícilmente se les podrá autorizar dicho incremento.


El funcionario se aventuró a considerar que el incremento podría ser de 1.50 a 2.00 pesos por lo que la nueva tarifa podría establecerse en 9.50 o bien 10.00 pesos.


Cabe destacar que al inicio del 2021 los concesionarios del transporte urbano solicitaban ya un incremento en la tarifa lo cual les fue negado, por lo que, hasta el momento, el precio se mantiene en ocho pesos, mientras que, para los estudiantes y adultos mayores, el costo del pasaje tiene un costo de cuatro pesos.


La última vez que se tuvo un incremento en el costo del pasaje fue en 2017 donde quedó en 8.00 pesos, lo que representó un 15 por ciento, ya que pasó de siete a ocho pesos.


Ante esta situación, el dirigente sindical Josué Ontiveros expuso que los costos de operación han ido al alza, quedando pulverizada la utilidad que generaban, ya que los costos de operación ascienden a más de 2 mil pesos diarios.


Tomado en cuenta que no se ha modificado el precio del pasaje en cuatro años, mientras el combustible va al alza, indicó que el incremento en el costo del pasaje es inminente, si se evalúa estos factores, por lo que se estima que la tarifa autorizada será de al menos 10 pesos, ya que solo de esta manera se podría mantener solvente el negocio.


Cabe destacar que el gobierno estatal no quiere que se suba el pasaje, por lo que los concesionarios consideran necesario que subsidien el diésel en al menos un 50 por ciento, pues sólo de esa manera el precio de ocho pesos se mantendría inmóvil.


En la ciudad hay cerca de 26 concesionarios que se han visto desfavorecidos en su economía, ya que se redujeron aforos y las ganancias bajaron, por lo que hoy claman mediante la solicitud del aumento del pasaje, un apoyo para su economía.


Grupo RIBA.-Jiménez

7 vistas0 comentarios