• RibaNoticias

100 mil personas evacuadas; Australia en estado de emergencia


Australia.- Australia declaró estado de emergencia ante la ola de incendios que se encuentran fuera de control y que obligaron a cerca de cien mil personas a abandonar cinco localidades cercanas a Melbourne, la segunda ciudad más poblada del país.

Los servicios de emergencia del estado de Victoria informaron que en Bundoora, a 16 kilómetros al norte del centro de la ciudad y sede de los dos principales campus universitarios de Australia, el fuego amenazaba viviendas y vidas.

Se trata de la última declaración de emergencia en Australia en esta devastadora estación de incendios, que se ha visto incrementada por una prolongada sequía.

"Tenemos reportes de escuelas afectadas. Tenemos reportes de negocios y otros centros citadinos que son afectados por los incendios. Tenemos muchas horas por delante", dijo el comisionado de Bomberos de Nueva Gales, Shane Fitzsimmons.

La crisis del país habitado más seco del mundo impactó a sus seis estados en medio de una prolongada sequía, destruyó millones de hectáreas y lleva 10 muertos.

Un bombero de Nueva Gales murió este lunes cuando el camión de 10 toneladas en el que iba fue volcado por lo que Fitzsimmons calificó de 'tornado de fuego'.

La emergencia puso en duda la capacidad de Australia de combatir las llamas que se esparcieron por áreas masivas y que llevan al límite a los Bomberos, compuestos principalmente por voluntarios, a sus límites.

Mientras que los sectores turístico y agrario sufren, el enfoque internacional cuestionó las políticas contra el cambio climático del Gobierno conservador australiano.

Ambientalistas dicen que el apoyo del Primer Ministro,. Scott Morrison, a la exportación de carbón empeoró la situación.

El Ministro de Energía, Angus Taylor, defendió las políticas del Gobierno australiano en una editorial abierta en The Australian, en la que apuntó que las emisiones cayeron en el último año y que Australia está cumpliendo sus objetivos de reducción de carbono.

Mientras que ciudades como Canberra y Parramatta cancelaron las celebraciones de fuegos artificiales de año nuevo, las festividades de Sydney, que atraen a decenas de miles de turistas, siguen en pie.

El Ayuntamiento rechazó una petición de que la presentación se cancelara y que el dinero se donará a proyectos contra el incendio forestal y la sequía al asegurar que el evento genera 130 millones de dólares australianos para la economía local.

Copyright © 2020 telecomunicaciones digitales del norte / www.corporativoriba.com.mx